¿En qué afecta a los motoristas la nueva ordenanza de movilidad de Madrid?

En los últimos días han salido publicadas multitud de noticias relatando las novedades en materia de movilidad en la ciudad de Madrid. Pero en este artículo vamos a concretar lo que nos incumbe a los motoristas a través de 3 puntos clave:

1-LÍMITE DE VELOCIDAD 30 KM/H. 

Las  motos deben circular en Madrid a 30 km/h como máximo en zonas de un carril o de un carril por cada sentido.

La velocidad se deberá reducir hasta 20 km/h en las calles de plataforma única donde acera y calzada estén al mismo nivel.

Si las calles tienen dos o más carriles y por sentido, se mantendrá el límite a 50 km/h (hay excepciones).

2- APARCAMIENTO.

Con carácter general, las motos deberán estacionar en las plazas reservadas para motos. A día de hoy existen muy pocas plazas y normalmente están llenas.

Las motos pueden aparcar también en las bandas de estacionamiento. Se debe dejar el vehículo “en forma oblicua a la línea de acera y ocupando un máximo de 2 metros, de forma que no se impida el acceso a otros vehículos o el paso desde la acera a la calzada”. Este punto deberá ser aclarado, puesto que existe la duda de cuáles son las bandas de aparcamiento permitidas para motos.

En casos excepcionales que no se pueda estacionar en los dos anteriores tipos de plazas, se podrá aparcar en la acera con una serie de requisitos que pasamos a nombrar:

  • No exista señalización específica que lo prohíba.
  • Se respete un espacio de paso de tres metros.
  • Sean calles no declaradas como de “especial protección para el peatón”.
  • No sea en la zona cercana de transporte público, aparcamiento Persona Movilidad Reducida y paradas de taxi
  • No sea encima de tapas de servicios como alcantarillas.
  • No esté encadenada a señales de tráfico, vegetales, bancos, marquesinas ni a otros elementos de mobiliario urbano.

3- PEGATINAS AMBIENTALES.

Todas las motos que accedan a la ciudad de Madrid, incluso las que vengan por turismo o por trabajo, deberán llevar obligatoriamente a partir de abril del 2019 los distintivos ambientales de la Dirección General de Tráfico.

La D.G.T. clasifica los vehículos con cuatro etiquetas en función de lo contaminantes que sean: B, C, Eco o Cero Emisiones. El distintivo excluye a los más contaminantes, los matriculados antes del año 2000 o los diésel de antes de 2006.

El Ayuntamiento usará la etiqueta para aplicar su nuevo protocolo contra la contaminación, que desde su entrada en vigor, el pasado 8 de octubre, tiene cinco escenarios por altos niveles de contaminación de dióxido de nitrógeno.En el escenario 2 se impedirá circular a los que no tengan clasificación ambiental en el centro, en el 3 estos vehículos no podrán circular en toda la ciudad y en el 4 sumará a los de etiqueta B a la restricción, mientras que en el 5 solo se permitirá circular a los no contaminantes (Cero y Eco).

Nuestra opinión:

En cuanto a las restricciones al aparcamiento de las motos, creemos que se ha creado un problema que no estaba entre las preocupaciones habituales de un peatón en Madrid. Desde el defensor del motorista somos muy críticos con los motoristas que “dejan tirada” la moto en la acera sin preocuparse por dejar fácil acceso a peatones y sobre todo a personas con movilidad reducida.

Entendemos que si se multase esos comportamientos de manera dura sería suficiente para no incomodar a los peatones. Sin embargo, el restringir tanto las plazas de aparcamiento e incluso obligar a que se aparque en las bandas de estacionamiento van a causar multitud de siniestros a nuestras motos y menos plazas para turismos.

Otro de los puntos que mostramos total oposición es al de la inclusión de las motos en las limitaciones ambientales. Por norma general, las motos facilitan la movilidad en las ciudades y contaminan menos que un turismo o furgoneta. No podemos olvidar la problemática que se presenta para turistas que por desconocimiento se encuentren con una multa.

Y para terminar, lo que nos parece totalmente desafortunado es que tanto a conductores de coches, como de motos, la D.G.T. cobre 5 euros por cada etiqueta ambiental.

¿Qué opinión tenéis vosotros?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.